Corrientes | Temp.: 22.5º | H: 74% Sábado, 21 de Abril de 2018

A 30 AÑOS,
TESTIGOS REVELAN DETALLES INÉDITOS DE LA MUERTE DE LENNON
A 30 años del asesinato del ex Beatle, CNN emitió un documental que narra los sucesos previos al fatídico 8 de diciembre de 1980 en la vida de la víctima y el desquiciado victimario.
Lo de John Lennon va más allá de la pérdida de uno de los genios musicales más grandes del siglo XX. Su muerte encarna una verdadera tragedia que refleja cómo una mente insana puede pasar del amor al odio y generar un término macabro de lo que podría haber sido un final de cuento de hadas. “Losing Lennon: Countdown to Murder”, es el documental que el canal de noticias CNN emitió este fin de semana con motivo del aniversario número 30 de la muerte del músico que fue asesinado por un “fanático” el 8 de diciembre de 1980. La producción relata, a modo de contraste, la vida de John Lennon y Mark David Chapman , su asesino, durante los dos meses anteriores al asesinato. El documental parte con un video casero de la celebración del cumpleaños de John y su hijo Sean, quienes celebraban su natalicio el mismo día (9 de octubre) cumpliendo cuarenta, y cinco años respectivamente. Entre pasteles y velas de cumpleaños, John Lennon ha finalizado recientemente su disco “Double fantasy” luego de convertirse en un respetable esposo y padre de familia. Durante esos mismos días, Lennon también retomaba el contacto con su primer hijo Julian de 17 años; el mismo que prácticamente abandonó cuando tenía cinco años y se divorció de su madre. “El trató de comunicarse más conmigo hacia el final. Él sabía que yo anhelaba tener una relación él”, cuenta en el documental Julian. Casi como si lo estuviera presintiendo, Lennon vivía estos días como si fueran los últimos. Jack Douglas, un productor y colaborador del músico confidenció que un accidente que sufrió navegando en Bermudas, convenció al músico de que la muerte podía estar a la vuelta de la esquina. “Hablaba de eso constantemente. Nunca trabajé antes con alguien que estuviera tan consciente de su propio fallecimiento”, contó Douglas quien agregó que luego de eso, Lennon se puso a trabajar rápidamente en sus nuevas canciones. Paralelamente al buen momento del músico, Mark David Chapman planeaba su asesinato. Según cuentan amigos de la infancia de Chapman a CNN, él siempre se destacó por su personalidad “extraña” llegando al punto de obsesionarse con The Beatles y seguir todos sus pasos, incluyendo su experimentación con las drogas. En su errante camino Chapman se convirtió al cristianismo justo cuando Lennon lanzó su popular frase “Somos más populares que Jesús”, lo cual desató su ira incontrolable y se convenció que era su misión eliminarlo. Chapman se casó con Gloria, una mujer de origen asiático al igual que Yoko, y se concentró en la idea de asesinar a Lennon, aunque también tenía en su “lista negra” a Johnny Carson y Elizabeth Taylor.

Miércoles, 08 de diciembre de 2010

Volver