Corrientes | Temp.: 22.5º | H: 74% Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

SEXTO GANADOR DEL CONTINENTE
El Nobel Vargas Llosa, optimista por el futuro de Latinoamérica
El flamante ganador del premio en Literatura dio una conferencia de prensa. Habló de sus dos pasiones: la literatura y la política. Dijo que “colapsan las tiranías”.
El escritor peruano Mario Vargas Llosa, de 74 años, flamante ganador del premio Nobel de Literatura 2010, se declaró “optimista” respecto del futuro de sus dos pasiones, la literatura y la política en Latinoamérica, durante una rueda de prensa que ofreció en Nueva York. Su optimismo responde a dos cuestiones: por un lado, a que la literatura en América latina “es muy fuerte”, “tiene muy buenos trabajos en poesía y narración”, “está muy viva” y “pasa por un muy buen momento”, aseguró; y, por el otro, a que en el continente “colapsaron las tiranías”, y está “bien enfocado”, con un “marcado camino hacia la libertad y la democracia”. Esta literatura, continuó Vargas Llosa en el Instituto Cervantes de Nueva York, “tiene muchas preocupaciones políticas” y, “como expresión de la vida, no podemos erradicarla de la política”, aseguró. El autor de La fiesta del chivo, señaló que “Latinoamérica necesita resolver problemas básicos como la libertad, las instituciones estables, la tolerancia, la coexistencia y la diversidad de ideas”. Y si bien agregó que “todavía tenemos detrás nuestro una atroz tradición de autoritarismo”, consideró que en este momento América latina “tiene más consenso sobre la democracia, el único camino posible a pesar de las amenazas que todavía hay por ahí”, remató. El autor de Pantaleón y las visitadoras, destacó por otro lado, la “representatividad” de las políticas del Instituto Cervantes respecto de “todas las riquísimas vertientes” del idioma español. El centro cervantino “es de todos los que hablamos español” y “una gran cosa para la promoción de nuestra lengua... sobre todo porque tiene la inteligencia de incorporar (en su enseñanza) todas las manifestaciones del español, que no sólo es el castizo”, remarcó. Asimismo, señaló al brasileño Euclides da Cunha como “uno de los mejores escritores de Latinoamérica”, que sirve para entender a un continente que sufrió problemas políticos “muy parecidos” en todos sus países. En su lista también se encuentra la brasileña Nélida Piñon, a quien definió como “una gran escritora y amiga” que lo “ayudó mucho” cuando él tuvo la audacia de escribir La guerra del fin del mundo. Por otra parte, tras asegurar que “no esperaba” la distinción que le otorgó la Academia Sueca, disparó a la prensa internacional que “los escritores no necesitan que les den un mensaje”. Lo que “necesitan” saber, reflexionó, es que “la hermosísima vocación de la literatura es una disciplina, un trabajo, un sueño”, y aunque “muchos escriban por inspiración (...) yo creo que uno escribe por transpiración, con terquedad”, afirmó.

Sábado, 09 de octubre de 2010

Volver