Corrientes | Temp.: 22.5º | H: 74% Miércoles, 17 de Octubre de 2018

ABANDERADA DE LOS HUMILDES
“Eva Perón fue la impronta que irrumpió hacia la transformación”
El historiador Dardo Ramírez Braschi comentó la trascendencia de la figura femenina más importante de la historia política argentina, a 58 años de su muerte.
Se cumplen hoy 58 años de la muerte de Eva Perón, una de las mujeres símbolo de la lucha por los más humildes y por la igualdad en el Siglo XX. El historiador Dardo Ramírez Braschi comentó la importancia de esta figura que fue creciendo con el correr de los años. “La imagen de Eva Perón se transformó en icono de la historia argentina. Por su actividad y vocación de servicio llevó a un cambio paradigmático en la vida política argentina”, comentó. “La figura de Eva va a acompañar el cambio con la visión de la mujer y la vinculación con las masas. Fue la impronta que irrumpió hacia el cambio, hacia la transformación”, indicó el historiador sobre esta mujer apasionada que defendió con vehemencia al peronismo. “Las políticas sociales en algún momento se juntan, pero las políticas sociales son aplicadas a realidades políticas y económicas particulares. La realidad en la década del 50 era distinta a la de la Argentina actual. Ahora tiene otros inconvenientes”, señaló en Bien de Radio, de radio La Red. “Juan y Eva Perón no pueden ser ignorados jamás en la historia argentina. No puede entenderse la Argentina de hoy sin estudiar a Perón y no se puede entender al peronismo sin Eva”, dijo. El 26 de julio de 1952 el país entero se sumía en una profunda tristeza. A los 33 años fallecía la mujer que fue conocida como la abanderada de los humildes y de los desprotegidos. Tras su muerte, la Central General de Trabajadores (CGT) declaró tres días de paro y el Gobierno estableció un duelo nacional de 30 días. Su cuerpo fue velado en la secretaría de Trabajo y Previsión hasta el 9 de agosto, fecha en que fue llevado al Congreso de la Nación para recibir honores oficiales. Luego fue trasladado a la CGT. Esa escena quedó guardada en la historia: una procesión seguida por más de 2 millones de personas con una lluvia de claveles, orquídeas, crisantemos, alelíes y rosas, arrojados desde los balcones. Su cuerpo fue embalsamado y mantenido en exposición en la CGT. Pero cuando la Revolución Libertadora derrocó a Perón el 23 de septiembre del ‘55, el cadáver fue secuestrado y hecho desaparecer durante 14 años.

Lunes, 26 de julio de 2010

Volver